Área de Reinserción Social

 

 

Área de Reinserción Social

 

 

PFC YESERIAS_Lucia Perez Sanchez 20408802_Page_02

PFC YESERIAS_Lucia Perez Sanchez 20408802_Page_03

PFC YESERIAS_Lucia Perez Sanchez 20408802_Page_04

PFC YESERIAS_Lucia Perez Sanchez 20408802_Page_05

PFC YESERIAS_Lucia Perez Sanchez 20408802_Page_06

PFC YESERIAS_Lucia Perez Sanchez 20408802_Page_07

PFC YESERIAS_Lucia Perez Sanchez 20408802_Page_08

PFC YESERIAS_Lucia Perez Sanchez 20408802_Page_09

PFC YESERIAS_Lucia Perez Sanchez 20408802_Page_10

PFC YESERIAS_Lucia Perez Sanchez 20408802_Page_11

PFC YESERIAS_Lucia Perez Sanchez 20408802_Page_12

D:PFC CARCELz_ANTIGUOSlaminas40 Presentación1 (1)

 

Este proyecto comienza estudiando el sistema penitenciario español.

España es el segundo país con más presos de la Unión Europea. El coste total para el estado de este sistema se acerca a los mil millones de euros; dinero que se podría considerar mal invertido teniendo en cuenta el alto porcentaje de reincidencia, de un 40% de media.

Ante este problema moral y económico España apuesta por la reinserción, con distintos programas en función de las características de cada persona a reinsertar. Situarse dentro de lo urbano es especialmente importante. Permite a las personas que viven este tránsito desplazarse a sus lugares de trabajo y realizar gestiones propias de una vida urbana el enfoque más tradicional del problema, el de separar y aislar a los individuos más problemáticos ha dado lugar a todo un género de arquitectura donde imperan el orden, la masividad y el control. A esta familia pertenece yeserías, un edificio compuesto de un pabellón de entrada y tres cuerpos de mayor tamaño, unidos sólo en planta por un corredor. El módulo de fachada que lo regula todo es de 3,5m y la crujía en las salas es de 7m. Yeserías se construyó en 1935, en una Arganzuela de fábricas, campos de cultivo y trenes. Muchos de los edificios de su época y estilo han llegado hasta hoy cambiando de uso y reinventándose para poder alargar su línea temporal.

Yeserías ha sido Parque de Mendigos, Hospital de Campaña, Cárcel de hombres, de mujeres, Centro de Inserción Social, y ahora acoge también una Unidad de Madres. El uso se ha ido haciendo más blando, pero el muro perimetral de 1936 ha permanecido intacto. ¿Qué pasa si lo rompemos?

Al romper la primera barrera se enfrentan conceptos antagónicos: cárcel y espacio público, espacio vigilado y espacio vivido. Yeserías ahora es un espacio vigilado. ¿Somos conscientes del nivel de videovigilancia al que somos sometidos en nuestra rutina diaria? Existen múltiples sistemas de control y vigilancia impuestos en nuestra sociedad. ¿Por qué son tan necesarios?

Conquistamos el espacio público con vida, pero no es suficiente con regalarle lo cercado a la  hecho para aislar. Es necesario esponjarlo, abrirlo a nuevas circulaciones y usos. Romperlo, pero respetando y aprovechando su modulación y su ritmo. Se abren circulaciones E-O en planta. Se alinean algunas alas a la nueva situación urbana, y se generan, espacios dilatados unificando alas. Se busca la interacción con el entorno inmediato, creando lazos físicos que permitan los sociales. Se cose a los reinsertados con los vecinos y a los vecinos con los reinsertados. Yeserías se funde pudiendo usarse de una manera más esporádica o habitarla. La reinserción se produce a través de la acción y la interacción y del contacto con la sociedad. En el Área de Reinserción Social el reinsertado está fijo en un lugar en el que se desarrolla una acción en movimiento, un programa itinerante, Si se vive un espacio es seguro y Yeserías reclama ser vivida en su interior y en su exterior. Se sitúan en la parte sur los espacios más dilatados y dotacionales y en la norte otros más comprimidos y comerciales, relacionados con la plaza, convirtiéndose la circulación E-O en un pasaje comercial, una terraza, un lugar algo más resguardado donde charlar o mirar un escaparate. En la planta superior se diferencian las circulaciones:

  • públicas (al S) que pueden formar un solo recorridos cuando todos los espacios están abiertos o cerrarse de las privadas
  • privadas (al N) para acceder a las viviendas

La sección varia en altura según el uso lo reclama

  • teatro
  • pabellón deportivo
  • invernadero
  • restaurante mirador
  • vivienda

Se regula la envolvente en función de las necesidades lumínicas y acústicas de cada uso

Estructuralmente tenemos:

  • pórticos en sentido longitudinal (pasaje)
  • pórticos en sentido transversal (espacios unificados)

La estructura se adivina a través del cerramiento cuando el uso lo permite.

La estructura coincide siempre con el eje de la pilastra de la fachada preexistente, marcando el ritmo original de yeserías. Los pórticos longitudinales recogen el peso del muro que queda por encima y el peso del forjado y de la cubierta que correspondían a ese muro eliminado. Los pórticos transversales recogen el peso de la nueva cubierta, pero son imprescindibles para sujetar los muros, que han perdido su arriostramiento al perder el forjado y la cubierta preexistentes. Las instalaciones circulan en su mayoría por un suelo equipado, presente en todo el edificio y por zócalos equipados que aparecen cuando es necesario.

En resumen, se trabaja sobre la preexistencia de Yeserías esponjándola y densificándola, destruyéndola y construyéndola, continuando su línea temporal con un nuevo uso que le permite seguir existiendo. Modificando sus cualidades espaciales para que ocurran cosas que no han pasado nunca, y para  que las que han pasado demasiadas veces no se repitan.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

D:PFC CARCELz_ANTIGUOSlaminas40 Presentación1 (1)

 

D:PFC CARCELz_ANTIGUOSlaminas40 Presentación1 (1)

Anuncios